Cuándo los Términos de Referencia (TdR) derrotaron a los Estudios de Impacto Ambiental (EIA)?

El mito de Cronos cuenta la historia del dios Cronos que pertenecía a los titanes que derrocó a su padre Urano trayendo paz por un tiempo hasta que fue derrotado por sus propios hijos Zeus, Hades y Poseidón. En nuestro paralelo imaginario de la gestión ambiental, los Términos de Referencia (TdR) provienen de la creación de los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) pero al final han sido derrotados por ellos.  

Este artículo muestra nuevos matices a un antiguo dilema de como trabajamos para cumplir reglamentos y no trabajamos para evaluar impactos.

 

El hombre en la luna y la gestión ambiental

La carrera atómica, la carrera espacial y el hombre en la luna posicionó al hombre como el creador o como el lo puede todo a través de la ciencia. Entonces los intelectuales pensaron que podían cambiar el mundo con investigación (que es posible, pero no estamos en es punto) y que la fronteras de lo desconocido disminuirían para llegar a un futuro sostenible. Hay que recordar películas como "Volver al futuro" donde se podía conseguir combustible con los desperdicios de la basura.

Pero ese poder adquirido que enponderó al hombre no fue suficiente para la evaluación de t-o-d-o-s los aspectos relacionados al impacto ambiental de un proyecto. En la actualidad no hemos llegado a eso, ni cerca de ello; a continuación mencionaremos algunos aspectos actuales de las herramientas de evaluación medioambiental:

  • tenemos pocas herramientas para la evaluación del ecosistema acuático y solo evalúan flujo o calidad del agua, pero no ambos aspectos,
  • nuestros modelos hidrológicos todavía no se acoplan a los modelos de aguas subterráneas por lo que no podemos tener la imagen completa del flujo superficial y subterráneo
  • escenarios de cambio climático están disponibles pero se consideran en los escenarios predictivos de un EIA

Estos son ejemplos de lo mucho que se aspiraba, pero que en el fondo, recién se está llegando. Lo curioso es que la reglamentación ambiental ya consideraba este positivismo científico de no-afectación-al-medio-ambiente-mediante-tecnología. 

El hecho de poner un hombre en la luna, nos puso a nosotros mismos "en la luna" respecto de lo que efectivamente se podía evaluar, lo que efectivamente se puede gestionar, y lo que al final impactará nuestro desarrollo.

 

Los zombies de la legislación ambiental

Cabe resaltar que las primeras personas involucradas en la preservación del medio ambiente fueron abogados, y no científicos. En el espíritu profesional de los abogados se empezaron con las leyes y reglamentos de la gestión ambiental considerando varios aspectos técnicos pero con un ánimo de "reglamentar todo". 

En esos tiempos de reglamentacionismo se quiso normar todas las actividades y establecer instrumentos ambientales para hacer efectiva la gestión ambiental. Se establecieron los objetivos, los compromisos y los reglamentos de un Estudio de Impacto Ambiental, pero algo faltaba. En este ajedrez había un vacío respecto a lo que debería contener un Estudio de Impacto Ambiental en sus distintos aspectos. Se necesitaba normar los contenidos y alcances de los EIAs para que las empresas presentaran documentos de nivel adecuado dependiendo de la actividad propuesta.

Poco a poco nos volvimos "zombies" de los reglamentos, ya que esa era la base de toda la actividad. Pedíamos a gritos que se establecieran criterios de lo que debería contener cada documento, y poco a poco se fueron estableciendo los Términos de Referencia para la elaboración de documentos de Estudios de Impacto Ambiental.

 

Entonces, cuando los TdR derrotaron a los EIAs?

El establecerse los alcances de los que era un EIA todo se limitó a cumplir estos alcances y nada más, nada más y nada más. Al establecerse las reglas, los EIAs se volvieron un acto mecánico tal como lo es la receta para hacer un queque limitando el alcance de los EIAs en si ya que no se enfocan en evaluar impactos sino en cumplir requisitos.

Y allí quedan postergados los fines últimos de las evaluaciones ambientales, en documentos enormes, rellenos de línea base y limitados en la discusión de impacto esperando tiempos donde sean reevaluados de otra manera. Vemos que el momento de un reenfoque de los EIAs probablemente no llegue pronto.

Smiley face

Suscríbase a nuestro boletín gratuito para recibir noticias, datos interesantes y fechas de nuestros cursos en recursos hídricos.

Posted on May 7, 2017 and filed under Medio ambiente.