Introducción a la gestión integrada de recursos hídricos

Una cuenca hidrográfica o lacustre es el área delimitada por las divisorias de agua de un sistema de arroyos y ríos que convergen en la misma desembocadura. Es la unidad hidrológica práctica para la gestión de recursos hídricos.

El enfoque de la gestión integrada de recursos hídricos ayuda a administrar y desarrollar estos recursos en forma sostenible y equilibrada, tomando en cuenta los intereses sociales, económicos y ambientales. Este enfoque hace un manejo en todos los sectores y grupos de interés a nivel nacional e internacional, haciendo uso de diversas herramientas tales como evaluaciones sociales y ambientales, instrumentos económicos, y sistemas de información y monitoreo.

En cuanto a la gestión de cuencas, el gobierno se encarga de establecer políticas para el uso y protección de los recursos hídricos. Es importante implementar políticas a escala de cuenca, ya que así existe la oportunidad de generar soluciones y resolver controversias agua arriba y abajo.

 

Figura 1. Laguna de Parón, Ancash. Fuente de agua de importancia económica, ambiental y social ya que es muy valorada por los pobladores de Caráz.

Figura 1. Laguna de Parón, Ancash. Fuente de agua de importancia económica, ambiental y social ya que es muy valorada por los pobladores de Caráz.

Actualmente, son diversos los problemas y desafíos que tiene este recurso, tales como el cambio climático, crecimiento demográfico, económico, aumento de demanda de alimentos, agua; degradación de la calidad del agua convirtiendo el recurso cada vez más escaso [1]. Así, la gestión del agua se vuelve más compleja y contenciosa. El desafío para los gobiernos y los administradores de cuencas radica en armonizar el desarrollo con la sostenibilidad, es decir, encontrar formas más inteligentes de aprovechamiento y gestión de los recursos hídricos para cada cuenca en particular.

Para enfrentar estos desafíos se necesitan respuestas que traten cuestiones estructurales e institucionales. Nuestra propuesta para la gestión integrada de recursos hídricos se centra en las respuestas institucionales ya que existe una gran información científica y técnica acerca de temas estructurales; y al abordar cuestiones institucionales podremos asegurar que las intervenciones estructurales sean adecuadas, sostenibles y funcionales de acuerdo a lo planificado. Actualmente, se están aplicando respuestas institucionales adoptando el enfoque de GIRH, basadas en la creación de reglas de gobernabilidad adecuadas y el establecimiento de estructuras de organización apropiadas; teniendo en cuenta temas de participación, género y equidad, preocupaciones ambientales y evaluaciones económicas.

 

 

Referencias

 

1. GWP e INBO (2009). Manual para la gestión integrada de recursos hídricos en cuencas. 

 

Footer_Suscribirse.png

Suscríbase a nuestro boletín gratuito para recibir noticias, datos interesantes y fechas de nuestros cursos en recursos hídricos.