Participación en la gestión integrada de recursos hídricos en cuencas

Para identificar quién está involucrado y quién es el afectado, es útil trazar una matriz de partes interesadas, junto con sus papeles y responsabilidades. Éste puede ser un primer paso muy útil al momento de entender la toma de decisiones en los diversos niveles de la gestión de cuencas.

Los métodos destinados a involucrar a las partes interesadas dependen de muchos factores:

  • la frecuencia con la que éstas precisan participar.
  • el tipo de sociedad.
  • la naturaleza de la información que requiere el organismo de cuenca acerca de ellas.
  • el tipo de representación que corresponde en cada caso.
  • el valor político de involucrar a grupos de presión.
  • el acceso al organismo de cuenca y a los responsables de la toma de decisiones.
Figura 1. Visión del agua, Andhra Pradesh - India. Se organizaron reuniones en las aldeas a las que acudieron 600 personas y se recolectaron opiniones con respecto al agua. Esto garantizó que se oyeran las apreciaciones de los grupos más marginados de esta manera convirtiéndolos en parte de la desición. Sin embargo, el proceso fue unilateral, el Gobierno debe esforzarse por comunicar lo que acontece una vez puesto en marcha la Visión del Agua, para que los participantes vean el valor de su aporte.  

Figura 1. Visión del agua, Andhra Pradesh - India. Se organizaron reuniones en las aldeas a las que acudieron 600 personas y se recolectaron opiniones con respecto al agua. Esto garantizó que se oyeran las apreciaciones de los grupos más marginados de esta manera convirtiéndolos en parte de la desición. Sin embargo, el proceso fue unilateral, el Gobierno debe esforzarse por comunicar lo que acontece una vez puesto en marcha la Visión del Agua, para que los participantes vean el valor de su aporte.

 

La participación en reuniones a nivel de cada pueblo o ciudad, las encuestas de opinión y los grupos consultivos son sólo algunas maneras en las cuales puede fomentarse la participación de las partes interesadas. Involucrar a las partes interesadas puede ser un proceso caro y tedioso, sin resultados claros por ello se debe garantizar que estén representados todos los grupos más importantes de usuarios del agua, evitar que el proceso sea acaparado por una minoría o por grupos excepcionalmente expresivos. De ser necesario, otorgar subsidios para garantizar un "equilibrio" en la participación de integrantes del sector público y del sector privado y establecer "reglas" para resolver disputas.

La gestión de cuencas puede ser más eficaz si se cuenta con un grupo independiente, como por ejemplo un grupo consultivo formado por partes interesadas que brinde asesoramiento sobre cuestiones clave en materia de agua. El rol del grupo consultivo es asesorar al organismo de cuenca en lo relativo a problemas cardinales en la misma y sus posibles soluciones. El grupo puede manifestar inquietudes y brindar conocimientos a nivel local y, también, puede ayudar a cuantificar y priorizar problemas, además de identificar opciones para abordarlos y proporcionar una visión realista sobre cómo cada opción puede funcionar en la práctica. Otra función importante es la de asesorar en el desarrollo y la implementación de un sistema de monitoreo.

 

 

Referencias

 

1. GWP e INBO (2009). Manual para la gestión integrada de recursos hídricos en cuencas.

Footer_Suscribirse.png

Suscríbase a nuestro boletín gratuito para recibir noticias, datos interesantes y fechas de nuestros cursos en recursos hídricos.