Satélite MetOP

MetOp es una serie de 3 satélites meteológicos en la órbita polar operados por la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteológicos (EUMETSAT). El primero de ellos: MetOp-A se lanzó el 19 de octubre de 2006, fue puesto en órbita por el cohete ruso Soyuz-2-1A/Fregat (Soyuz/ST); el segundo: MetOp-B fue lanzado el 23 de mayo de 2012 y el tercero se lanzará aproximadamente en 2017.

 

Imagen 1. Prepamiento del satélite MetOp.

Imagen 1. Prepamiento del satélite MetOp.

El MetOp se une a los satélites europeos Meteosat pero se diferencia de los anteriores porque ha sido diseñado para suministrar una perspectiva más próxima de la atmósfera desde una órbita terrestre baja, con el envío de datos que mejorará las previsiones meteorológicas mundiales y nuestra comprensión del cambio climático. Son desarrollados conjuntamente por la Agencia Espacial Europea y EUMESAT (European Meteorological Satellite Organisation), son de tamaño y forma similares a los del ARIANE4. Está bajo control de EUMETSAT, que se encargará de la puesta en actividad total del satélite y de las operaciones de rutina.

El MetOp sigue una órbita circular a una altitud de unos 800 km de altura y tiene una ligera inclinación retrógrada de 98,7°, es una órbita que permite al MetOp-A volar de polo a polo, cruzando siempre por el Ecuador a la misma hora local, es decir, a las 9:30 am. Conocida como 'de sincronía solar', o heliosincrónica, es un tipo de órbita que permite visitar diariamente casi cada punto de la superficie de la Tierra en condiciones de iluminación solar similares. 

Imagen 2. Lanzamiento del satélite MetOp por el cohete ruso Soyuz.  

Imagen 2. Lanzamiento del satélite MetOp por el cohete ruso Soyuz.

 

El MetOp-A constituirá el segmento espacial del sistema polar de la EUMETSAT (EPS), concebido para recopilar datos atmosféricos y medioambientales para complementar el estudio que se lleva a cabo desde la órbita geoestacionaria por parte del sistema Meteosat. El EPS será controlado de manera coordinada con el sistema estadounidense POES (US Polar Operational Environmental Satellite), gestionado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (National Oceanic and Atmospheric Administration). Mientras que los satélites NOAA se despliegan en una órbita 'vespertina' (es decir, cruzan el ecuador en la tarde, hora local), el MetOp europeo se hace cargo del servicio en una órbita 'matinal'.

Entre los instrumentos que maneja el MetOp están:

  • El IASI (Infrared Atmospheric Sounding Interferometer) suministrado por la agencia espacial francesa CNES, realizará mediciones en más de 8 000 canales para completar perfiles de temperatura y de vapor de agua con una precisión sin precedentes, con los cuales se crearán modelos numéricos de predicción climática. Sus sondeos se complementarán con mediciones realizadas con los instrumentos cedidos por EE.UU.
  • El GOME-2 (Global Ozone Monitoring Experiment), desarrollado conjuntamente por la ESA y EUMETSAT, es una versión mejorada de un espectrómetro de exploración que ya se ha utilizado en los ERS-2 y que se diseñó para sondear las concentraciones de ozono en la atmósfera, además de otros gases residuales.
  • El ASCAT (Advanced Scatterometer) es otro de los instrumentos de ESA/EUMETSAT con una fuerte herencia del programa ERS. Este avanzado radar de banda C medirá la velocidad y dirección del viento sobre la superficie de los océanos, suministra datos a los modelos de predicción meteorológica y, además, ofrecerá información útil sobre la situación del hielo, la nieve y la humedad del suelo.
  • El GRAS (GNSS Receiver for Atmospheric Sounding) es un nuevo instrumento desarrollado por la ESA y EUMETSAT, que utiliza el ocultamiento de las señales de navegación de los satélites en el horizonte para obtener datos de temperatura y humedad atmosféricas. 

Entre los instrumentos proporcionados por los satélites NOAA figuran: el radiómetro de tercera generación AVHRR-3 (Advanced Very High Resolution Radiometer) para la captación de imágenes globales de la capa de nubes, así como de las superficies marítimas y terrestres; dos unidades AMSU/A (Advanced Microwave Sounding Units) de 15 canales para explorar los perfiles de temperatura atmosférica, la sonda de cuarta generación y 20 canales HIRS (High Resolution Infrared Radiation Sounder), equivalente al interferómetro IASI, que contribuirá a la validación de los datos recopilados por el instrumento europeo y actuará después para respaldar los datos.

Sistema de captación de datos Argos, suministrado por el CNES, para la comunicación con estaciones automáticas, fijas o móviles; dos instrumentos de búsqueda y rescate suministrados respectivamente por la agencia espacial canadiense y el CNES como apoyo a la red internacional Cospas-Sarsat mediante la captación y retransmisión de llamadas de socorro; y un espectrómetro SEM-2 (Space Environment Monitor), proporcionado por EE.UU. para estudiar el flujo de partículas cargadas en el espacio.

 

Imagen 3. El instrumento SEM-2 estudia el flujo de particulas cargadas en el espacio.  

Imagen 3. El instrumento SEM-2 estudia el flujo de particulas cargadas en el espacio.

 

Los satélites MetOp completarán una órbita entorno al planeta unas 14 veces al día, recopilando datos que se descargarán a la estación terrestre CDA (Command & Data Acquisition) de la ESA, situada en el archipiélago de Svalbard, en el norte de Noruega. Debido a su gran latitud (78° N), la estación CDA será visible para el MetOp en cada una de sus órbitas, cuando se registre el paso del satélite sobre el Ártico. Una vez recogidos, los datos del MetOp se transmitirán a las instalaciones de la EUMETSAT en Darmstadt, para su proceso y distribución. Además, se emitirán algunos datos del sistema polar en tiempo real, directamente a organizaciones meteorológicas regionales, cada vez que el satélite sea visible para sus estaciones de recepción.

Gracias a su avanzado instrumental y a su capacidad de emisión, el MetOp podrá detectar e informar de la evolución inicial de fenómenos graves, como tormentas violentas, que no se pueden observar desde la órbita geoestacionaria. De ese modo, el satélite permitirá difundir alertas meteorológicas con mucha más antelación que en la actualidad. 

 

Footer_Suscribirse.png

Suscríbase a nuestro boletín gratuito para recibir noticias, datos interesantes y fechas de nuestros cursos en recursos hídricos.